Trabajamos mediante
Terapia Cognitivo Conductual

BIO

Directora: Lic. Mayra Gimenez

  • Licenciada en psicología | Universidad J.F. Kennedy

  • Directora de ETAA | Equipo de Trastornos de Ansiedad Argentina

  • Capacitación Trastorno Obsesivo Compulsivo
    en Asociación TOC Granada

    ETAA - España
  • Especialista en Trastorno Obsesivo Compulsivo certificada en BTTI
    International OCD Foundation (IOCDF)

  • Curso de Posgrado en Terapia Cognitivo Conductual de adultos
    (Asociación Neuropsiquiátrica Argentina)

    ETAA - Argentina
  • Graduada del curso intensivo de actualización del tratamiento cognitivo conductual del trastorno obsesivo compulsivo
    (Biobehavioral Institute Argentina)

    ETAA - Argentina
  • Certificada en el tratamiento Cognitivo Conductual del Tratorno Obsesivo Compulsivo por el Training profesional
    Baylor Collage of Medicine & UNiversity North California

    ETAA - Estados Unidos
  • Certificada en Aprendizaje Inhibitorio para la Ansiedad y TOC
    por Anxiety Training

    ETAA - Estados Unidos
  • Miembro de la International collage of Obsessive Compulsive Disorders
    (ICOCS)

  • Especialista en Trastornos de Ansiedad por la Asociación Argentina de Trastornos de Ansiedad (AATA)

    ETAA - Argentina
  • Realicé diversas capacitaciones y fui asistente de congresos prestigiosos centros dedicados al abordaje de trastornos de ansiedad y Trastorno Obsesivo Compulsivo y Espectro

  • Coordinadora de jornadas, Workshop y Diplomados en Trastorno Obsesivo Compulsivo y Espectro Obsesivo

  • Terapeuta adolescentes y adultos
  • Supervisora
Mayra Giselle Gimenez
ETAA - Ilustración

SERVICIOS QUE BRINDAMOS

Supervisiones a profesionales

El objetivo principal de las supervisiones es mejorar la práctica profesional y garantizar la calidad de los servicios que se brindan a los pacientes. Algunos de los beneficios de las supervisiones incluyen:

ETAA - 1

APRENDIZAJE Y DESARROLLO PROFESIONAL: Las supervisiones ofrecen una oportunidad para que el profesional reflexione sobre su trabajo, identifique áreas de mejora y adquiera nuevas habilidades y conocimientos. Se les brindará orientación y la posibilidad de compartir experiencias relevantes.

ETAA - 2

APRENDIZAJE Y DESARROLLO PROFESIONAL: Las supervisiones ofrecen una oportunidad para que el profesional reflexione sobre su trabajo, identifique áreas de mejora y adquiera nuevas habilidades y conocimientos. Se les brindará orientación y la posibilidad de compartir experiencias relevantes.

ETAA - 3

RESPONSABILIDAD Y ÉTICA PROFESIONAL: Las supervisiones ayudan a garantizar que los profesionales cumplan con los estándares éticos y legales del ejercisio profesional de la psicología.

ETAA - 4

MEJORA DE LA CALIDAD DE ATENCIÓN: A través de las supervi- siones, se pueden identificar áreas en las que el profesional puede mejorar la calidad de la atención que brinda a sus pacientes.

Tratamiento psicoterapéutico
Cognitivo Conductual

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un enfoque psicoterapéutico basado en la idea de que los pensamientos, las emociones y los comportamientos están interrelacionados y pueden influirse mutuamente. Se centra en identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento negativos o disfuncionales para promover cambios positivos en la salud mental y el bienestar.


La TCC cuenta con una amplia evidencia empírica para el abordaje de diferentes trastornos como la depresión, los trastornos de ansiedad, Espectro Obsesivo Compulsivo y muchos otros. También se utiliza en el manejo del estrés y problemas de relación.

ETAA - Servicios

Nos especializamos en el manejo de

Trastorno Obsesivo Compulsivo

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una entidad clínica caracterizada por la presencia de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que se experimentan como intrusivos y no deseados. Estos pensamientos causan ansiedad o malestar significativo en la persona que los experimenta. Las compulsiones, por otro lado, son comportamientos repetitivos que una persona se siente impulsada a realizar en respuesta a las obsesiones, con el fin de reducir la ansiedad o prevenir algún evento temido. En el TOC podemos encontrar marcadas evitaciones (para no experimentar malestar) que llevan a los pacientes a retirarse de aquella actividades que son valiosas para ellos.


El TOC puede tener un impacto significativo en la vida diaria de una persona, ya que consume mucho tiempo y energía. Puede interferir con las relaciones personales, el rendimiento laboral y académico, y disminuir la calidad de vida en general.

Trastorno de Ansiedad Generalizado

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es un trastorno mental caracterizado por una preocupación excesiva y constante sobre diversos eventos o actividades en la vida cotidiana. Las personas con TAG tienden a preocuparse excesivamente incluso cuando no hay una razón clara para hacerlo.


Algunos de los síntomas comunes del trastorno de ansiedad generalizada incluyen: Preocupación excesiva, inquietud, fatiga, dificultades cognitivas, irritabilidad y síntomas físicos (dolores de cabeza, molestias estomacales).

Fobia Específica

La fobia específica se caracteriza por un miedo intenso y persistente a un objeto o situación específica. Las personas que sufren de fobias específicas experimentan un miedo irracional y desproporcionado hacia algo en particular, lo que puede generar una respuesta de ansiedad extrema.


Las fobias específicas pueden manifestarse en una amplia variedad de objetos o situaciones, como miedo a volar en aviones, a las alturas, a los espacios cerrados, a los insectos, a las agujas, a los animales, entre muchas otras. Estas fobias pueden interferir significativamente en la vida cotidiana de la persona, ya que pueden evitar ciertas situaciones o lugares para evitar enfrentarse a sus miedos.

Trastorno por pánico

El trastorno de pánico es un trastorno de ansiedad caracterizado por la aparición repentina de ataques de pánico recurrentes e inesperados. Durante un ataque de pánico, una persona experimenta síntomas intensos de miedo o malestar físico que alcanzan su punto máximo en cuestión de minutos.


Los síntomas comunes de un ataque de pánico pueden incluir: Ritmo cardíaco acelerado, sensación de falta de aliento, mareo, temblores, sensación de pérdida de control o de volverse loco, miedo a morir, sensación de hormigueo en extremidades.


Estos ataques de pánico inesperados pueden llevar a la persona a desarrollar una preocupación constante por la posibilidad de tener nuevos ataques de pánico. Esta preocupación persistente se conoce como ansiedad anticipatoria y puede llevar a la persona a evitar ciertos lugares o situaciones en un intento de prevenir un próximo episodio.

Crisis vitales

Las crisis vitales se refieren a eventos o situaciones difíciles y desafiantes que una persona puede experimentar a lo largo de su vida. Estas crisis suelen provocar una sensación de desequilibrio emocional, incertidumbre y estrés significativo. Las crisis vitales pueden tener diversas causas y pueden afectar diferentes aspectos de la vida de una persona, incluyendo su bienestar emocional, relaciones, trabajo y sentido de identidad.


Algunos ejemplos de crisis vitales comunes incluyen:

  • • Pérdida de un ser querido
  • • Divorcio o separación
  • • Pérdida del trabajo
  • • Pérdida de un ser querido
  • • Transiciones importantes: Cambios significativos como la graduación, el matrimonio, el nacimiento de un hijo, la jubilación u otros hitos de la vida pueden generar estrés y desafíos emocionales.

Depresión

La depresión es un trastorno mental que afecta el estado de ánimo, los pensamientos, el comportamiento y el bienestar general de una persona. Es mucho más que sentirse triste o desanimado temporalmente. La depresión es una condición médica seria que puede interferir con la vida diaria y dificultar el funcionamiento normal.


Algunos de los síntomas comunes de la depresión incluyen: Tristeza persistente, ansiedad o sensación de vacío. Pérdida de interés o placer en actividades que antes se disfrutaban. Cambios en el apetito y peso (pérdida o aumento). Dificultad para dormir o dormir en exceso. Fatiga o falta de energía. Sentimientos de culpa, inutilidad o desesperanza. Dificultad para concentrarse, tomar decisiones o recordar cosas. Irritabilidad o agitación.

Duelo

El duelo es un proceso emocional y psicológico que experimentamos cuando atravesamos la pérdida de alguien o algo significativo en nuestras vidas. Es una respuesta natural y normal ante la pérdida, y cada persona puede experimentarlo de manera única. El duelo puede ser provocado por la muerte de un ser querido, la ruptura de una relación, la pérdida de una mascota, la pérdida de un trabajo o cualquier otra situación que genere un sentimiento de pérdida profunda.


El proceso de duelo puede implicar una variedad de emociones, que pueden incluir tristeza, ira, negación, confusión, miedo, culpa y anhelo. Estas emociones pueden manifestarse de diferentes maneras y pueden variar en intensidad y duración según cada individuo. Algunas personas pueden experimentar síntomas físicos, dificultades para dormir, cambios en el apetito y dificultades para concentrarse.


El duelo no sigue un camino lineal y cada persona lo vive de manera diferente. Sin embargo, se han identificado etapas generales que algunas personas pueden experimentar durante el proceso de duelo. Estas etapas incluyen la negación, la ira, la negociación, la depresión y, finalmente, la aceptación.

Trastorno de Ansiedad Social

El trastorno de ansiedad social, también conocido como fobia social, es un trastorno mental caracterizado por un miedo intenso y persistente a situaciones sociales o de rendimiento en las que la persona teme ser juzgada o evaluada negativamente por los demás. Las personas con trastorno de ansiedad social suelen experimentar una gran ansiedad y malestar en situaciones como hablar en público, conocer gente nueva, participar en reuniones sociales o realizar actividades cotidianas bajo la observación de otros.


Algunos síntomas comunes del trastorno de ansiedad social incluyen: miedo intenso a ser avergonzado, preocupación excesiva por el juicio negativo de los demás, evitación de situaciones sociales o de rendimiento, síntomas físico (ruborización, temblores, sudoración excesiva), pensamientos negativos automáticos sobre uno mismo y las interacciones sociales.


Dificultad para establecer y mantener relaciones personales.

Agorafobia

La agorafobia es un trastorno de ansiedad caracterizado por el miedo o la ansiedad intensa hacia situaciones o lugares en los que escapar podría resultar difícil o embarazoso, o en los que no se pueda recibir ayuda en caso de tener un ataque de pánico o síntomas similares. Las personas con agorafobia a menudo evitan estos lugares o situaciones, lo que puede limitar considerablemente su vida cotidiana.


Los lugares o situaciones que suelen generar temor en las personas con agorafobia pueden incluir: Espacios abiertos (como plazas o parques), lugares públicos (centros comerciales, cines o restaurantes), transporte público (autobuses, trenes o aviones), lugares congestionado (multitudes o fila), lugares donde no haya una fácil salida (ascensores o túneles).


La agorafobia a menudo se desarrolla como resultado de la experiencia de tener ataques de pánico recurrentes en situaciones específicas.

Estrés

El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones que percibimos como amenazantes o desafiantes. Es una reacción física y mental que nos prepara para enfrentar situaciones difíciles. Sin embargo, cuando el estrés es prolongado o demasiado intenso, puede tener efectos negativos en nuestra salud y bienestar.


El estrés puede ser causado por diversos factores, como el trabajo, los estudios, las relaciones personales, los problemas económicos, los cambios en la vida, entre otros. Cada persona puede experimentar y manejar el estrés de manera diferente.


Los síntomas del estrés pueden variar y afectar tanto el cuerpo como la mente. Algunos síntomas físicos comunes incluyen dolores de cabeza, problemas de sueño, cansancio, tensión muscular, problemas digestivos y cambios en el apetito. A nivel emocional, el estrés puede manifestarse como irritabilidad, ansiedad, tristeza, falta de concentración y cambios de humor.

¡CONTACTANOS!

Contanos cómo podemos ayudarte.